Los ejercicios hipopresivos no sólo benefician a la mujer

19 mayo, 2017
_BIT7524bn

La gimnasia hipopresiva beneficia al hombre tanto como a la mujer

Los que hemos escuchado hablar de gimnasia hipopresiva seguramente la asociamos a las disfunciones del suelo pélvico femenino, sobretodo después del parto. Pero ¿sabías que la gimnasia hipopresiva beneficia al hombre tanto como a la mujer?

Aquellos que practican las técnicas hipopresivas Low Pressure Fitness saben que el hombre encuentra muchos de los beneficios que encuentran las mujeres, pero en general se habla poco de las cuestiones que afectan exclusivamente al hombre y de cómo puede beneficiarle la práctica de esta técnica. Concretamente a su próstata.
La próstata es una glándula reproductiva del tamaño de una nuez, que produce el líquido espermático. Esta glándula rodea la uretra, el canal que transporta la orina fuera del cuerpo desde la vejiga. Así que la próstata forma parte del sistema reproductor del hombre. Podríamos decir que funciona como válvula, permitiendo la salida de la orina a través de la uretra, evitando al mismo tiempo que el esperma se contamine de orina y permitiendo el flujo de este en la eyaculación.
Es muy común que, a partir de los 50 años o debido a algunas prácticas deportivas que produzcan impacto o presión sobre la próstata, esta glándula se inflame produciendo una hipertrofia de la próstata (inflamación transitoria o aguda de esta glándula). No es una enfermedad pero puede provocar varios síntomas que afecten a la calidad de vida del hombre que la padece.
Algunos de los síntomas más comunes de hipertrofia son: lentitud al orinar, nicturia (levantarse varias veces durante la noche para orinar), dificultad para vaciar la vejiga e incontinencia urinaria. También puede producir prostatitis, una inflamación de la próstata que puede hacer que se ésta se irrite. Algunos síntomas son la fiebre, incontinencia de urgencia y dolor durante la micción.

Low pressure fitness for men

Como ante cualquier patología, mejor prevenir que curar. Nuestra esperanza de vida es cada vez más alta y eso nos obliga a elegir un tipo de vida que nos ayude a envejecer de forma saludable. Basarnos en un modelo preventivo pasaría por adoptar una dieta equilibrada, no fumar y la práctica deportiva moderada, como por ejemplo hipopresivos.
El creciente éxito sumado a las mejoras obtenidas entre los que practican hipopresivos está haciendo que los responsables del sector de la salud recomienden esta práctica a sus pacientes para la recuperación y prevención de muchas patologías pélvicas y respiratorias, tanto para hombres como para mujeres.
La práctica de algunos deportes de impacto, como correr, levantar pesos, ciclismo… hacen que la próstata, como todos los órganos pélvicos, reciba un aumento de presión que puede hacer que esta glándula “se enfade”.
Lo que conseguimos con la práctica de hipopresivos es justamente lo contrario. Gracias a su exigencia postural y a su aspiración diafragmática, se provoca una descompresión abdominal y pélvica, succionando los órganos y aumentando la irrigación sanguínea.
Esto es de gran interés para la vejiga, que puede ser presionada por una próstata inflamada. En este caso la gimnasia hipopresiva nos ayudará a tonificar los músculos pélvicos y a mejorar o eliminar los síntomas de incontinencia urinaria o la dificultad para vaciar la vejiga.
La recuperación de la musculatura del suelo pélvico es imprescindible tanto para prevenir como para aliviar cualquier tipo de desorden pélvico. Por esta razón, los fisioterapeutas especializados en uroginecología, recomiendan la práctica de hipopresivos, incluyéndola ya en el protocolo de recuperación de sus pacientes.

2 Comments

  1. Mariana dice:

    Estoy d acuerdo con que los hombres tanbien tienen beneficios en los hipopresivos pero todavia no lo asimilan….

    • ntenedor dice:

      Gracias por tu comentario Mariana. Afortunadamente cada vez vamos tomando todos más conciencia y se les ve más a menudo por clase. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *